Narciso y la duda eterna

Redactado por: Miguel Fernandez
16-04-21

Dicen que la “COVID-19″ está cambiando la relación entre las personas, alejándonos unos de otros, creo que la pandemia solo ha puesto más en evidencia la obsolescencia de las relaciones humanas que el propio neoliberalismo actual nos ha ido regalando: El individualismo, la producción sin medida, la esclavitud del consumo, la destrucción de los mitos, el espejismo de las nuevas tecnologías, la incomunicación comunicada, la información desinformada…Tantas cosas a las que dar la vuelta hasta volver a encontrar el dialogo con un atardecer junto al mar, la conversación sin tiempo, los abrazos perdidos, la sonrisa en los ojos de un niño, el café con el amigo; esas cosas que hemos dejado en los estantes de un supermercado impersonal.

-Frente al espejo…“Por un camino de rosas rojas y azules, herido con sus espinas construí mis alas de cera buscando el infinito. resurgí de mis cenizas como Fénix y abandoné Corinto rumbo a Tebas, deshice mitos buscando logos, resolviendo enigmas de peligrosas esfinges. Unas veces el miedo, otras el deseo me hacia retornar a las sombras cavernosas huyendo del sol”.

Nacía Dios y moría a cada instante y volvía nuevamente en la belleza de un amanecer de primavera donde surgía un blanco jazmín que buscaba el infinito. Enseñé a mis ojos a defenderse de irrealidades banales, a mis manos a dudar de su tacto, a mi oído a replicar al trueno, creando paradigmas sugerentes. Errante navegante de las dudas me deslice en un pensamiento eterno.

Sócrates, Platón, Descartes, Nietzsche, Freud, Jung y tantos otros enseñaron a pensar a aquel adolescente enamorado de su rostro, de sus manos, de la mente que creó su propio mundo.

El tiempo que inventó fue formando arrugas en su frente y una de aquellas rosas del camino le domesticó y floreció con él, cuando aun existían los ritos; éstos que hacen diferentes unos días de otros, los mismos que convertían lo sagrado en una fiesta y que rompían la rutina dejando espacio al amor. Ella le sujeto para que no se disolviera en el aire y le ayudo a crecer también hacia dentro, embelesándole con su perfume y su hermosura.

El miedo rodea el mundo: miedo a la enfermedad y al contagio, a la pérdida de todo lo que nos importa, salud, amor, libertad. Relacionarse demasiado peligroso, aislarse y encontrarse con la débil individualidad y la fragilidad es lo que queda.

Hoy, mayor, en absoluto vacío, atrapado en un silencio sin pausa dudo pensando en causas cercanas donde Dios no tiene nada que ver: ¿Reajuste poblacional, menos bulto más claridad? ¿Plan macabro, estrategia mundial? hombres que dominan a otros hombres, ¿el poder convirtiendo al resto del mundo en esclavos? Frágiles hombres que caen con un soplo de viento, con un soplo de aliento. Estrategias, engaños, juegos de verdad y mentira, búsqueda de culpables…Siempre igual, antes, con falta de información y falta de cultura, hoy la misma falta de cultura con un exceso de información que desinforma y genera incertidumbre.

Momento para reestructurar el sistema económico, restos de un naufragio flotando en el mar, vacunas; tabla de salvación y para algunos espejismo…

La muerte ronda nuestra mente como posibilidad disfrazada de virus y recurrentes preguntas se presentan como siempre, esas que responde la “Fe”, que intenta la ciencia o que no tienen respuesta ni tampoco razón para cuestionarse nada…

¿Desaparecemos sin más…nuestro cuerpo se diluye y con él sus recuerdos, sus convicciones, su pensamiento crítico, sus opiniones? ¿Sólo permanecemos en el recuerdo del otro?¿nuestra materia vuelve a su estado de energía y formamos parte del todo de otra manera; la noria sigue girando, aumentando la frecuencia de vibración hasta que esa frecuencia llegue al infinito y sea “0”; ausencia de algo?

¿Morimos por haber hecho todo lo que teníamos que hacer desde nuestra maquina biológica y volveremos tal vez al principio de este eterno juego de casillas, tirando los dados recorriendo el tablero con otros jugadores en otro espacio-temporal, en otro sistema con 5,11 o más dimensiones o nuestra energía se diluirá transformándose sin memoria?

Cuando morimos ¿un encuentro con el cielo o el infierno o tal vez la pausa del purgatorio…Un premio o un castigo dependiendo de cómo hemos vivido?

La muerte como la vida tiene importancia cuando llega, sin remedio se vive, sin remedio se muere; o la respuesta es Dios con sus diversos nombres (Contemplamos los mismos astros, el cielo es común a todos, nos rodea el mismo mundo. ¿Qué importancia tiene con qué doctrina indague cada uno la verdad?-A. Simaco Papa, 514 d.C.).

Narciso de mi adolescencia hoy, frente al espejo, cansado y oxidado, reclama respuestas nuevas a preguntas viejas y descubre en el silencio de una interminable pandemia; en la oscuridad del ciego Edipo su propia luz y toda la belleza del viejo mito de perfección.

  Para comprender mejor este artículo que tal vez pueda resultar denso :

 

https://www.verdissimo.com/es/noticias/significado-de-las-rosas-segun-su-color

https://volveragrecia.com/edipo-y-la-esfinge-de-tebas-mitos-griegos

https://es.wikipedia.org/wiki/%C3%8Dcaro

https://www.culturagenial.com/es/mito-de-la-caverna-de-platon/

https://es.wikipedia.org/wiki/Dial%C3%A9ctica_del_amo_y_el_esclavo

https://ethic.es/2020/05/byung-chul-han-la-desaparicion-de-los-rituales/

https://economipedia.com/definiciones/neoliberalismo.html

https://es.wikipedia.org/wiki/Georg_Wilhelm_Friedrich_Hegel

https://blogs.comillas.edu/FronterasCTR/?p=5588 (el nuevo paradigma cuántico)

https://es.wikipedia.org/wiki/El_fin_de_la_historia_y_el_%C3%BAltimo_hombre

Placeholder with grey background and dimension watermark without any imagery

.
error
error
error
error
error
error
error
error
error
error

inicio

contacto

aviso legal

Asociación Cultural Círculo de Opinión.
gestión de cookies
webNEWS || fotos Pexels || iconos 8
ACCESO