La llave maestra

Redactado por: Miguel Fernandez
18-03-22
0

Valoración: 0 estrellas sobre 100 valoraciones 5

Hay palabras que son como interruptores. Dices: “Disculpe” y alguien se aparta para dejarte pasar. Un “lo siento...” paraliza un mal gesto o una bofetada. “Alto ...” y alguien se para en seco.

Hay palabras que hacen posible lo imposible ... ¡Abracadabra...! fue una palabra mágica cuando se creía que la malaria era un mal proveniente de malos espíritus y se transportaba por el aire (Malaria = Mal del aire) así nació la creencia antes de conocer que lo trasportaba el mosquito "Anopheles" de que repetir unas cuantas veces Abracadabra (Serenus Sammonicus, médico romano del siglo II) o escrita en un amuleto eliminaría la posibilidad a los malos espíritus de producir malaria. Hoy Abracadabra se ha convertido en la típica palabra de los magos para hacer un truco. Abracadabra ...y una paloma sale de una chistera.

Hay otras como ¡Colorín, colorado..! que solo tiene el sentido de buscar una fórmula sonora para acabar un cuento que cuando se pronuncia duerme a los niños después de una historia; esos cuentos que contamos a los pequeños por las noches y que son siempre ensayos para la vida: Enseñan, previenen, nos aportan pautas de conducta y valores morales, como Pinocho que naciendo de madera, plantea el amor como fórmula para llegar a ser humano, Caperucita Roja que nos advierte de no hablar con extraños y la eterna lucha entre el bien y el mal, La envidia representada en la malvada reina bruja de Blancanieves que nos enseña que es un sentimiento negativo que solo nos lleva a sentirnos enojados tristes y solos o que la generosidad nos trasporta al amor. Cuentos y cuentos que van fraguando la personalidad de los más pequeños

Hay otros cuentos de lejanos países dónde por ejemplo es licito robar con un “ábrete sésamo”, si se hace a los ladrones... ese "ábrete sesamo" que se ha quedado en nuestra memoria y que recitamos cuando queremos que algo se abra.

Hoy buscando una llave maestra para los problemas que revolotean en mi cabeza, he encontrado las palabras que como “Ábrete sésamo o Abracadabra” abren la puerta de la magia y del mayor de los tesoros.

Con ellas se abre la vida... y somos capaces de todo, cuando las usamos.

Tan sólo dos palabras nos hicieron sentirnos seguros por primera vez, despertaron la amistad, rompieron el pudor, y la timidez, trajeron el deseo la pasión, y tal vez hoy encerradas en el silencio nos hacen seguir adelante, cuando la vida pierde su sentido, a pesar de las dificultades, de las crisis, los virus, las tragedias o los terremotos...

He encontrado la llave en el fondo de un cajón; dormía sobre una carta de ella; Dos palabras que tímida subrayó en un verso de una canción:

"Te quiero" y he comprendido que hay una llave maestra y que un te quiero es apostar sin condiciones por la vida del otro•

.
error
error
error
error
error
error
error
error

inicio

contacto

aviso legal

Asociación Cultural Círculo de Opinión.
gestión de cookies
webNEWS || fotos Pexels || iconos 8
ACCESO