Las matemáticas y yo

Redactado por: Miguel Fernandez
15-07-22
0

Valoración: 0 estrellas sobre 100 valoraciones 5

Lo cierto es que nunca me han interesado las matemáticas, ni en el bachillerato donde me aprendía las formulas de memoria, ni en la carrera donde las usaba muy poco, hasta que a mi hijo le dio por estudiarlas y no me quedó más remedio que poner cara de bobo cada vez que él me explicaba algo.

Cierto día le preguntaron a Pitágoras que entendía por la palabra amigo y contestó

-Es uno que es como otro yo; como son el 220 y el 284, esto nunca lo entendí hasta que en el libro "Anecdotario de las ciencia" descubrí que todos los divisores del 284 (1,2,4,71,142) sumados dan 220 y todos los divisores del 220 (1,2,4,5,10,11,20,22,44,55,110) sumados dan 284 a estos nú- meros parece que en matemáticas se les llama números amigos. Me parece que esto es llevar muy lejos y muy complicado el concepto de amistad pues para mí la amistad es una relación afectiva que se establece entre dos o más individuos donde se implica el amor, la lealtad, la solidaridad, la sinceridad y el compromiso.

Aquí tengo que decir que Pitágoras cuando descubrió este teorema ofreció a los dioses una hecatombe es decir un sacrificio de cien bueyes del griego Hekaton que significa 100 y bous,buey.

Los griegos eran muy aficionados a las adivinanzas y los juegos de palabras, debe de ser por que por aquel entonces no tenían televisión ni ordenadores y se relacionaban más.

Epiménides, cretense él, por ejemplo afirmaba que todos los cretenses eran mentirosos, de ello se deducía que si todos los cretenses eran mentirosos y Epiménides era de esa tierra, lo que él decía era cierto, luego los cretenses no son mentirosos y decían la verdad, si él decía la verdad entonces todos los cretenses eran mentirosos y así hasta el infinito

Fueron los pitagóricos los que hablaron de armonía de las esferas celestes, las que rodean inmutablemente en su movimiento la tierra y la luna , el sol, los planetas y las estrellas; unas esferas trasparentes que dejan pasar la luz de los astros para que lleguen hasta nosotros y éstas eran armónicas. Armonía es una palabra griega que deriva de "harmos", concordancia o ajuste; los pitagóricos descubrieron la relación que existe entre los números y los sonidos e imaginaron que la distancia entre varias esferas estaban en la misma proporción que en los tonos musicales. De la tierra a la luna un tono, de la luna a mercurio un semitono y así sucesivamente; De ellos se derivaba que al moverse las esferas produjeran sonidos cuya unión provocaba la armonía aunque no podíamos oírla. Aristóteles decía en su obra "Del cielo": "El hecho de que el sonido es continuo y lo oímos desde nuestro nacimiento porque podemos compararlo con el silencio contrario. No podemos notar un sonido sin el silencio que le precede y le sigue.

De todas formas Aristóteles no creía en la armonía de las esferas, y yo sigo entendiendo poco las matemáticas, aunque considero que es una ciencia que lo engloba todo, es complicadísima.

Mi hijo sigue explicándome sus descubrimientos y yo continuo poniendo cara de bobo •

.

inicio

contacto

aviso legal

Asociación Cultural Círculo de Opinión.
gestión de cookies
webNEWS || fotos Pexels || iconos 8
ACCESO