El parto de la Villa

Redactado por: Miguel Sainz
21-04-22
0

Valoración: 0 estrellas sobre 100 valoraciones 5

Existe dos modelos de habitantes en esta villa, los colonos que han decidido morir en este municipio y los que nacieron en el mismo que han decidido marcharse. Luego están los que vienen a trabajar aquí, que no son pocos, y que son ciudadanos solo durante la jornada laboral.

Unos votan siglas y el resto sufren las siglas que les votan a ellos. Y la nave política va, como el barco fantasma Baychimo, un carguero que en octubre de 1931 quedó atrapado en el hielo ártico a menos de un kilómetro de la costa norte de Alaska. Los tripulantes abandonaron el barco y se refugiaron en una ciudad cercana. Dos días después fueron a recuperar el navío y no lo encontraron. Se pensó que se había hundido, pero se le vio en diferentes ocasiones navegar a la deriva durante cuarenta años, la última ocasión fue en 1969.

Lo que parece increíble es que este municipio fantasma siga en pie tras varias décadas de abandono y sus tripulantes se dediquen a mirarlo desde tierra, tan pronto lo divisan lejano de la costa como dejan de verlo.

Algunos opinan que este Ayuntamiento está embrujado. Es el terror de los laberintos burocráticos, una fantasía animada, una turbulenta historia de amor y venganza, una tragicomedia protagonizada por personajes plebeyos, barriobajeros o pícaros y, a pesar de atravesar plenos municipales trágicos, en los cuales el burgomaestre se enfrenta a un solo obstáculo, el mismo, es la ironía del destino trágico de unos personajes que en sus futuros encuentros electorales pueden rememorar este absurdo.

IU defiende la educación pública, pero que no comulga con la misma, Vox que desea tener voz en la alcaldía, pero sin renunciar a los emolumentos del Congreso. Ciudadanos un partido zombi que llegó volando del barrio del aeropuerto, gracias a sus poderes sobrenaturales. Más, es menos. El Partido Postpopular. La Alianza de Civilizaciones con un solo aliado, Joaquín y, como no, el populista socialista, que reparte cheques adolescentes, ayudas legales a la okupación y otras zarandajas que permite el reparto discrecional de las ayudas europeas. Es la risa, amigos, la que permite seguir los plenos, la carcajada, el emoticono lloroso, es la única salida a una existencia trágica y sin sentido de esta red social en la que sobrevivimos.

Cuando, al cabo de 380 días aproximadamente, las urnas den a luz otro neonato municipal veremos que otras taras políticas incorpora. Solo un análisis de Corión previo puede evitar algunas de las trisomías que los futuros munícipes podrían incorporar a los plenos venideros•

.

inicio

contacto

aviso legal

Asociación Cultural Círculo de Opinión.
gestión de cookies
webNEWS || fotos Pexels || iconos 8
ACCESO